Almíbar

El almíbar no es otra cosa que un jarabe realizado con azúcar y agua. Según las proporciones y el tiempo de cocción obtendremos distintos resultados. A estos ingredientes básicos podremos añadirles otros como limón o licores, dependiendo de las necesidades de cada receta. Podremos utilizarlo tanto para abrillantar un bollo como para emborrachar un bizcocho.

 almíbar

Ingredientes:

  • Agua
  • Azúcar (por ejemplo, doble cantidad que el peso del agua).

Calentar el agua con el azúcar dando vueltas en el fuego hasta su ebullición. A partir de aquí empezará a espesar. Retirar del fuego y dejar enfriar. Cuanto más tiempo hierva más evaporación del agua se llevará a cabo, lo que hará que el almíbar sea más espeso y el efecto final más blanquecino. La receta que estemos elaborando nos determinará qué tipo de almíbar necesitamos. (Técnicamente los puntos del almíbar reciben un nombre: punto de caramelo, punto de bola blanda o dura, punto de hebra fina o gruesa, sirope,… Estos se especifican particularmente en los casos que lo requieren).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *