Roscos de vino

 Los roscos de vino son unas pastas rápidas y sencillas. Puedes hacer su versión original, simplemente rebozados en azúcar, o variarlos con el baño de chocolate. Atrévete a adornarlos con trocitos de almendra tostada. El éxito está asegurado.

Roscos de vino

 

INGREDIENTES

½ kg     de harina común
¼ l        de  aceite de oliva
0.125 l  de vino blanco
65 gr     de azúcar + el necesario para rebozar
1             sobre de gaseosa

chocolate fondant (negro, blanco) + almendras tostadas

 

CÓMO PROCEDER

Mezclar el aceite con el vino y el azúcar. Añadir la gaseosa y la harina hasta crear una masa. No trabajar mucho, lo suficiente para que sea homogénea.  Dejar reposar unos 15 minutos.

Crear con las manos un cilindro de masa haciéndola rodar entre las palmas, y unir los extremos para darle forma de rosca. Colocar en la bandeja   (con papel sulfurado) y meter en el horno precalentado a 180º durante unos 13 minutos, hasta que estén dorados. Mejor si tiene la opción de aire caliente.

Para las de azúcar, nada más sacar del horno, aún calientes, rebozar en azúcar y dejar enfriar en una rejilla.

Para las de chocolate, dejar enfriar en una rejilla. Luego, mojar en chocolate fundido. Cuando se haya endurecido, adornar con unas líneas de chocolate de distinto color, usando un tenedor.

Otra decoración posible es mojar el chocolate  antes de que se enfríe en una cama de almendras tostadas y picadas u otro fruto seco .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *