Galletas de cacahuete y chocolate

Estas galletas tienen un típico sabor americano. Y son bastante adictivas. Imagino que será por el contraste dulce salado del azúcar y la sal, pero tomar galletas de cacahuete y chocolate se convierte en algo irresistible. Eso sí, llenan mucho, y eso es una suerte porque son bastante energéticas. Por lo tanto prepáralas para una dura jornada, en la que tengas pensado quemar tanta caloría.

Con estas cantidades salen unas 90 unidades, así que puedes conservarlas en una lata cerrada durante varios días en perfecto estado.

Lo ideal es elaborarlas con una batidora con accesorio de pala, tipo KitcheAid o similar (también puedes utilizar una Thermomix con la mariposa). Si piensas hacerlas a mano prepárate a batir con fuerza.

 

Galletas de cacahuete y chocolate

 

Ingredientes:

  • 320 g de harina común
  • 43 g de cacao en polvo
  • 1 cucharadita de postre de levadura
  • 1/2 cucharadita de postre de cremor tártaro o bicarbonato
  • 1/4 cucharadita de postre de sal
  • Una pizca de nuez moscada (1/4 de cucharadita de postre, por ejemplo)
  • 220 g de mantequilla
  • 1 taza de mantequilla de cacahuete
  • Azúcar moreno
  • Azúcar blanco
  • 2 huevos
  • 150 g de cacahuetes
  • 75 g de chocolate negro

 

Tamiza en un recipiente la harina, el cacao, la levadura, el cremor tártaro, la nuez moscada y la sal. Deja aparte.

En el bol de la batidora, preferiblemente con el accesorio de pala, bate la mantequilla a velocidad media durante 2 ó 3 minutos hasta que esté cremosa. Vuelca la mantequilla de cacahuete y sigue batiendo un minuto más. Añade luego los dos tipos de azúcar y bate otro minuto más. Seguidamente incorpora los huevos, de uno en uno, batiendo un minuto después de cada incorporación. La crema tendrá un aspecto algodonoso.

Baja la velocidad a mínima y añade de golpe la mezcla reservada de harina. Bate el mínimo tiempo posible, solo hasta que veas que los ingredientes se han integrado bien.

Trocea en pedacitos los cacahuetes y el chocolate. Vuélcalos sobre la pasta e incorpóralos con la ayuda de una cuchara, con movimientos envolventes. Al igual que antes, trabájalo lo mínimo posible.

Galletas de cacahuete y chocolate

Enciende el horno a 180º (con aire, si tienes) y forra una bandeja de horno con papel de hornear o una manta de silicona.

Galletas de cacahuete y chocolate

En un pequeño bol pon una o dos cucharadas de azúcar. Con una cucharadita de postre coge pequeñas porciones de la pasta y haz bolitas.

De dos en dos, colócalas en el recipiente que contiene el azúcar y hazlas girar para que se rebocen las superficies. Deposítalas luego sobre la bandeja del horno. Con la ayuda de un tenedor, aplasta las bolitas creando un “enrejado” sobre ellas. Asegúrate de dejar unos dos centímetros de distancia entre las galletas; tampoco es necesario más pues no crecen mucho.

Galletas de cacahuete y chocolate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *