Galletas de Avena

Elabora esta receta de galletas muy rápida y muy fácil. Estas sanas galletas de avena contienen gran cantidad de fibra y forman parte de la amplia gama de dulces que los suecos toman a la hora del café, en el denominado “fika”.

Galletas de avena

 

Ingredientes:

100 g de avena molida
75 g de avena
100 g de mantequilla

100 g de azúcar moreno
1 huevo

1 cucharadita de levadura química
1 cucharada de harina
Encender el horno, a 175º (con aire si se tiene).

Derretir la mantequilla. Mezclar en un recipiente los dos tipos de avena y verter encima la mantequilla derretida. Remover para que la avena se empape bien.

Con una batidora batir el huevo con el azúcar, fuertemente hasta que cambie de color y se observe que se ha disuelto bien. Añadir la harina y la levadura. Mezclar bien. Incorporar esta pasta al preparado de avena. Remover a mano.

Forrar una bandeja de horno con papel de hornear.

Con la ayuda de una cucharadita de postre, depositar porciones colmadas de la pasta sobre la bandeja. Dejar unos 4 ó 5 cm de separación entre ellas para que no se peguen las galletas. Hornear de 6 a 10 minutos, hasta que estén doradas. En el momento de sacarlas del horno estarán blandas, pero tomarán consistencia según se enfrían. Cuando hayan adquirido cuerpo, dejarlas que terminen de enfriarse sobre una rejilla.

 

COMENTARIOS

Opcionalmente, puedes realizar “bocadillos” de galletas, untando la cara de una de ellas con chocolate derretido.

Se pueden variar las proporciones del tipo de avena utilizado, aumentando o disminuyendo las cantidades de la avena molida y la avena en grano machacado.  En este caso una tercera parte de la avena es en grano, pero puedes reducirla o aumentarla a tu gusto, con lo que conseguirás variar la granularidad de la galleta. Eso sí, conserva la cantidad total de los 175 g.

Así, si utilizas 125 g de avena molida y 50 g de avena, el resultado que obtendrás será similar al de esta otra foto.

Galletas de avena

Puedes elaborar tú mismo la avena molida con la ayuda de un molinillo o robot de cocina. En este caso, llega al tamaño de molienda que te parezca más adecuado, según tus gustos.

Conserva las galletas de avena guardadas en una lata o recipiente de cierre hermético.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *