Cookies

Estas cookies son un éxito garantizado, sin duda las más famosas de mi repertorio. Son perfectas para regalar o para endulzar cualquier ocasión. Guárdalas en una lata bien cerrada y se conservarán blanditas durante días.

 

Cookies

Ingredientes:

  • 120 g de azúcar moreno
  • 100 g de azúcar
  • 125 g de mantequilla
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (o en su defecto, de azúcar avainillado)
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 340 g de harina común
  • 150 g de chocolate en gotas o en tableta cortada en trocitos) negro o un combinado de chocolate negro y blanco
  • trozos de nueces (opcional)

 

Batir fuertemente los dos tipos de azúcar con la mantequilla que estará ligeramente blanda. Para ello es preferible utilizar una batidora de varillas o bien una tipo Thermomix. Cuando esté bien mezclado y haya adquirido aspecto de pomada, añadir la esencia de vainilla y seguir batiendo. Incorporar seguidamente la cucharadita de levadura si te gusta que adquieran mucho volumen; en caso contrario, es mejor que la incorpores más tarde junto con la harina.

Añadir los huevos de uno en uno mientras se continúa batiendo. Cuando tengas una mezcla homogénea, incorpora la harina (y la levadura si no lo has hecho antes). Mezcla solo hasta que veas que no hay restos de harina sin incorporar, pues no hay que trabajarlo demasiado.

Por último añade los trozos de chocolate y las nueces, si lo deseas, y mézclalo a mano con la ayuda de una cuchara.

Precalienta el horno a 180º, con aire caliente si es posible.

En una bandeja de horno coloca un papel de hornear o una alfombrilla (de silicona o similar) y haz bolitas con la masa. Puedes moldear las cookies a mano (en este caso las galletas serán más uniformes, como las de la foto) o utilizar una cuchara de servir helados y dejar caer la masa sobre la bandeja (su aspecto será más rugoso, al estilo de cookie americana). Para que queden bonitas, asegúrate de que uno de los trozos de chocolate negro queda visible en la parte superior.

Hornéalas durante unos 8 ó 10 minutos (va a depender del tamaño de las bolas). Saca las cookies tan pronto veas que se empiezan a dorar. Deberán estar totalmente blandas pues se endurecerán cuando se enfríen. Cuando hayan bajado la temperatura suficientemente habrán adquirido cuerpo y podrás retirarlas de la bandeja. Colócalas sobre una rejilla para que terminen de enfriarse.

Cookies

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *