Buñuelos de viento

 En España, el 1 de noviembre se celebra la fiesta de Todos los Santos, y como toda fiesta, tiene su plato tradicional. Los buñuelos de viento, rellenos de nata, chocolate, crema, trufa,… hacen las delicias de los más golosos.

 

Buñuelos de viento

INGREDIENTES

200 g de agua
80 g de mantequilla
120 g de harina común
4 huevos
1 cucharadita de sal
aceite para freír los buñuelos

Para rellenar: crema pastelera, crema de chocolate, nata montada, trufa,…

Pesa la harina y resérvala.
En una cacerola, pon el agua a calentar con la sal. Añade la mantequilla y da vueltas hasta que se funda. Cuando rompa a hervir agrega de un golpe la harina. Da vueltas hasta ver cómo la masa se despega de las paredes de la cacerola. Entonces retíralo del fuego. Deja que temple un poco.

Bate uno de los huevos y añádelo a la mezcla. Cuando esté totalmente incorporado, procede con el siguiente huevo de igual manera. Así con cada uno de los huevos. (Probablemente nos parezca que no va a ser absorbido pero tras unas vueltas comprobaremos que la masa los va admitiendo todos).

Deja reposar unos 15 minutos y rellena una manga pastelera que tenga boquilla muy ancha con la mezcla. Calienta abundante aceite en una sartén. Con la ayuda de un cuchillo corta cuadrados y déjalos caer sobre el aceite. Éste debe estar a temperatura media. Si la parte sumergida no se llena de aire y el buñuelo no se hincha bien, es porque el aceite está muy caliente. Si el buñuelo se abre demasiado y no queda redondo es porque el aceite está muy frío. Recuerda dejar que se caliente el aceite entre tanda y tanda.

Al sacar los buñuelos del aceite, déjalos reposar en papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Una vez fríos, rellénalos con las cremas elegidas. Utiliza una manga pastelera de boquilla fina y pincha cada buñuelo haciendo un pequeño orificio.

Se pueden espolvorear con azúcar glas.

Buñuelos de viento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.