Cuadrados de canela

Estos cuadrados de canela son jugosos y tienen un agradable toque de chocolate con aroma de café. Lo ideal será que lo puedas elaborar con una batidora de varillas o tipo KitchenAid, pero por supuesto también podrías ayudarte con un robot o Thermomix.

Cuadrados de canela

Ingredientes:

  • 176 g y 1 cucharada más de azúcar
  • 3 cucharaditas de canela
  • 1,5 cucharadita de café instantáneo
  • 220 g de harina de repostería
  • 2 cucharadita de levadura química
  • 1 pizca de sal
  • 170 g de leche
  • 2 huevos
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 140 g de mantequilla derretida y templada
  • 85 g de chocolate triturado

Cobertura:

  • 150 g de chocolate  finamente triturado
  • 25 g de mantequilla

 

Enciende el horno, con aire si lo tienes, a 180º.

Forra un molde cuadrado con papel de hornear o bien, engrasa y enharina un molde (si no es de silicona). El de la foto tiene un tamaño de 22 x 28 cm

Mezclar en un pequeño bol la cucharada de azúcar con las 2 cucharaditas de canela y la cucharadita y media de café instantáneo.

En un bol grande mezclar los 220 g de harina con los 176 g de azúcar, las 2 cucharaditas de levadura, la pizca de sal y la cucharada de canela.

En otro bol (o batidora tipo Kitchenaid) bate los 2 huevos con los 170 g de leche y la media cucharadita de vainilla. Vierte sobre esta mezcla líquida la mezcla de la harina y bate a máxima potencia con el accesorio pala (o en su defecto, el accesorio de batir) hasta conseguir una pasta homogénea. Seguidamente deja caer lentamente la mantequilla, poco a poco con un leve chorrito, mientras sigues batiendo. Para tan pronto esté incorporada. Tendrás una crema suave y brillante.

Vierte la mitad de la masa sobre el molde y nivela la superficie. Esparce los 85 g de chocolate sobre la pasta y espolvorea la mezcla de azúcar, café y canela. Cubre con el resto de la masa y vuelve a nivelar la superficie. (Es preferible que la masa de la parte inferior sea algo más que la de la parte superior pues es posible que el chocolate de en medio caiga algo por su peso).

Hornea de 30 a 40 minutos (por ejemplo 20 minutos con aire y 10 sin aire, si ves que se pone moreno) o hasta que el bizcocho esté hecho (puedes probarlo pinchando en el centro con una aguja de tejer para ver si sale limpia). Cuando saques el bizcocho del horno, déjalo enfriar al menos 15 minutos antes de desmoldarlo y ponerlo sobre una rejilla.

Mientras prepara la cobertura. Pon a derretir al baño María los 150 g de chocolate con los 25 g de mantequilla, removiendo frecuentemente. Ten cuidado que no se caliente en exceso para que no se separen los ingredientes de la mezcla por lo que aparta del calor tan pronto se hayan fundido.

Si no te quedó la superficie nivelada, puedes invertir el bizcocho (la cara superior inicial será la base) cuando esté frío. Con la ayuda de una espátula de metal o un cuchillo , extiende la cobertura sobre la superficie, realizando pequeñas ondas y déjalo enfriar completamente.

 

Cuadrados de canela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *