Bundt especiado de manzana y zanahoria

Este bundt especiado de manzana y zanahoria es una explosión de sabores. Pruébalo si quieres llevar a tu mesa un dulce original y muy sabroso. ¡El contraste con el glaseado de limón le da una terminación increíble!

Bundt especiado de manzana y zanahoria

 

Ingredientes:

  • 260 g de harina de repostería y un poco más para espolvorear el molde
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 0,5 cucharadita de cremor tártaro
  • 2 cucharaditas de canela
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharadita de jengibre molido
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 160 g de zanahoria,
  • 240 g de manzana (aproximadamente 2 manzanas de tamaño medio)
  • 150 g de mantequilla y un poco más para engrasar
  • 120 g de azúcar blanco
  • 60 g de azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 40 g de frambuesas secas
  • 80 g de nuez troceada

Para el glaseado de limón

  • 15 g de zumo de limón
  • 60 g de azúcar glass

 

Engrasar un molde tipo “bundt” con mantequilla. Espolvorear con harina para que todas las paredes del molde queden impregnadas y evitar así que el bizcocho se pegue. Tirar la harina sobrante (toda ella debe quedar pegada a las paredes).

Encender el horno, con aire si es posible, a 175º.

Mezclar en un recipiente la harina con la levadura, el cremor tártaro, la canela, la nuez moscada, el jengibre y la sal. Dejar aparte.

Pelar y picar finamente la zanahoria. Pelar y picar la manzana pero a trozos de mayor tamaño (entre el de un guisante y el de una avellana). Reservar.

Batir con una batidora la mantequilla a temperatura ambiente con los dos tipos de azúcar. Si se tiene una batidora del tipo KitchenAid, utilizar el utensilio de batir con forma de pala y batir a velocidad media. Sin parar de batir, añadir los huevos de uno en uno (no incorporar el segundo hasta que el primero esté completamente integrado en la pasta). Es importante que los huevos se encuentren también a temperatura ambiente para que la mezcla no se corte. Añadir la cucharadita de vainilla.

Bajar la velocidad de la batidora e incorporar la mezcla reservada de manzana y zanahoria y las frambuesas. Cuando esté integrada añadir la mezcla de harina que hemos preparado y batir lo estrictamente necesario hasta conseguir una pasta homogénea. Observarás que es una pasta rugosa y pesada.

Verter en el molde, alisando la superficie con la ayuda de una espátula o cuchara. Hornear unos 50 minutos (asegúrate de que al pinchar el interior del bizcocho el pincho que utilices sale limpio; si no es así, déjalo más tiempo).

No desmoldar hasta que no esté templado. Mientras, preparar el glasé de limón: mezcla el limón con el azúcar glass con la ayuda de una cuchara. Verás cómo va adquiriendo un aspecto blanquecino. Déjalo reposar unos 5 ó 10 minutos y verás cómo se acentúa este aspecto y adquiere una consistencia más espesa.

Una vez desmoldado el bundt, y antes de que esté completamente frío, adórnalo con el glaseado de limón, dejando que gotee sobre la superficie. Adorna con trocitos de nuez.

Bundt especiado de manzana y zanahoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *