Bizcocho sueco

Este bizcocho sueco es el llamado kardemummakaka, es decir, bizcocho de cardamomo, aunque yo particularmente prefiero la canela como especia aromatizante. La característica de este bollo es que el volumen se adquiere al incorporar el azúcar junto a las claras de huevo en forma de merengue, es decir, batidos fuertemente (preferiblemente con una batidora eléctrica). Esta opción le da una esponjosidad y textura características.

 

Bizcocho sueco

 

Ingredientes:

150 g de mantequilla
3 huevos a temperatura ambiente
50 g de azúcar moreno
100 g de harina de repostería
1 cucharadita de canela o 4 cucharaditas de semillas de cardamomo, machacadas
3 cucharadas de zumo de limón
1/4 de cucharadita de sal
150 g de azúcar

 

Enciende el horno para que se caliente a 175º (con aire, si te es posible). Engrasa y enharina el molde que vas a utilizar. En la foto hemos utilizado un molde tipo “bundt”.

Funde los 150 g de mantequilla a fuego lento (o en el microondas) y déjala reposar para que se enfríe ligeramente. Mientras en un bol, bate las 3 yemas de huevo con los 50 g de azúcar moreno hasta que esté esponjoso. Añade la mantequilla ligeramente atemperada y sigue batiendo. Tamiza los 100 g de harina repostera y añádelos a esta mezcla junto con el cardamomo o la canela, las tres cucharadas de zumo de limón y la pizca de sal. Mezcla a mano tan poco como te sea posible, solo hasta que consigas una pasta homogénea.

Ahora vamos a hacer el merengue. En otro bol bate fuertemente las tres claras de huevo. Es preferible que utilices una batidora eléctrica para que queden más fuertemente montadas. Cuando aparezcan picos en las claras, añade los 150 g de azúcar blanca poco a poco y sigue batiendo hasta que los picos que se han formad adquieran cuerpo (rigidez).

Bizcocho sueco

Añade con cuidado, y a mano, este merengue sobre la pasta de harina y con movimientos envolventes, mezcla todos los ingredientes intentando que no se baje. Te cuidado no trabajarlo demasiado, solo lo estrictamente necesario para que esté mezclado.

Bizcocho sueco

Vierte la mezcla en el molde y hornea de 40 a 45 minutos, hasta que al pinchar el bizcocho con una aguja de tejer o un cuchillo afilado éste salga limpio. Si observas durante la cocción que se está tostando la superficie del bizcocho, quítale el aire y cúbrelo con un papel de aluminio hasta que termine el tiempo de horneado.

No desmoldes el bizcocho mientras esté caliente. Espera que se atempere un poco.

Bizcocho sueco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *