Bizcocho amarmolado de café y cardamomo

Bizcocho amarmolado de café y cardamomo, o bizcocho marmolado, aunque ninguna de las dos acepciones las recoge el diccionario de la RAE, donde podemos encontrar el término hispano “marmoleado”.  Se diga como se diga, aquí tienes una de las recetas para realizar un tradicional bizcocho con aspecto de mármol. Hay muchas otras combinaciones (chocolate y naranja, chocolate blanco y chocolate negro, café y vainilla… o cualquier otra que se te ocurra). Este tipo de bizcochos son tan fáciles como aparentes. Eso sí, necesitarás montar bien la mantequilla, por lo que una batidora te será de buena ayuda (preferiblemente con accesorio de pala, aunque no es imprescindible; si no, utiliza el que te recomiende el fabricante de tu batidora).

 

Bizcocho amarmolado de café y cardamomo

Ingredientes:

  • 300 g de harina de repostería
  • 1 cucharadita y 1/4 de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 165 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 g de azúcar blanco
  • 4 huevos grandes
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 120 g de leche
  • 1 cucharadita de cardamomo en polvo
  • 2,5 cucharaditas de café instantáneo

 

Enciende el horno y precaliéntalo a 170º. Si tienes esa opción, utiliza el aire.

Mezcla la harina con la levadura y la sal.

Bate la mantequilla durante unos 3 minutos a velocidad media. Cuando veas que tiene un aspecto cremoso añade el azúcar y sigue batiendo otros 2 ó 3 minutos. Añade luego, sin parar de batir, los huevos, uno a uno (no añadas uno nuevo hasta que no veas que el anterior está completamente incorporado). No te preocupes si la mantequilla se corta. Añade la vainilla. Reduce a mínima la velocidad de la batidora y añade la mezcla de la harina en 3 tandas alternatándola con la leche en 2 tandas (comienza con la harina, sigue con la leche,… así hasta terminar con la harina). Mezcla solo hasta que cada tanda esté incorporada.

Divide ahora esa pasta en dos partes iguales. A una de las mitades añádele la cucharadita de cardamomo y remueve con movimientos envolventes, con cuidado de que no se baje. A la otra incorpórale el café disuelto en 1 cucharada de agua hirviendo y remuévela igualmente con cuidado.

Prepara un molde, engrasándolo con mantequilla y espolvoreando harina, o bien forrándolo con papel de hornear. Para conseguir el efecto amarmolado deja caer cucharadas de la parte de café y de la parte de cardamomo aleatoriamente en el molde hasta terminar con cada una de las porciones.

Hornea el bizcocho unos 30 minutos. Baja luego la temperatura a 165º si ves que se dora demasiado y hornéalo 10 minutos más o hasta que al pincharlo con una aguja de punto o similar, ésta sale limpia, señal de que el bizcocho está hecho por dentro.

Déjalo enfriar antes de consumirlo.

Bizcocho amarmolado de café y cardamomo

One thought on “Bizcocho amarmolado de café y cardamomo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.