¿Por qué?

muñecaMe encanta amasar. Y quien dice amasar, dice hornear, o cualquiera de los verbos relacionados a lo que los ingleses muy apropiadamente resumen con “baking”.

Así, lo mismo hago un pan que unas magdalenas, un bizcocho que un brioche, una tarta que una pizza. El caso es tener harina entre manos. Y por supuesto que me encanta compartirlo, llevarlo a una reunión familiar, o de amigos, o al trabajo,… cualquier acontecimiento me sirve de excusa. Tras la degustación la cantinela suele ser esta: “¡Guau! …pero esto es muy difícil. ”. Y la contestación es siempre la misma: “¡Qué va hombre! Es solo un poco de práctica,… Tú también puedes…” .

 

Es cierto que no es lo mismo hacer un pan sin amasar que un pan a la antigua; o hacer un bizcocho que un roscón de Reyes; o unas magdalenas que unos croissants. Hay grados de dificultad, pero todo ello es posible.

Así pues, recojo aquí todas estas recetas, técnicas, trucos, … dedicados a quien  como yo quiere disfrutar de un buen horneado. Esta web te ayudará a comprobar que ¡Tú panbien puedes!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *